Plantillas para correr: qué son, tipos y qué beneficios ofrecen

Correr es una de las actividades físicas más realizadas en nuestro país, es tan sencillo como ponerse ropa cómoda para salir a la calle a practicar este deporte, calzarse unas zapatillas deportivas y listo, podemos empezar a trotar por cualquier calle de nuestra ciudad o por el parque o el campo sin problemas. Hay otros equipamientos que podemos adquirir para hacer running, y entre estos se encuentran las plantillas para correr. En este artículo te queremos ayudar a que conozcas qué son, los diferentes tipos que existen y también todos los beneficios que ofrecen para que puedas correr sin preocuparte.

¿Qué son las plantillas para correr?

Las plantillas para correr son unas almohadillas con diferentes tipos de tejidos que, al colocarse en las zapatillas running, te alivian la pisada y puedes evitar desde sobrecargas musculares, corregirte la pisada o incluso prevenir la aparición de lesiones. Estas plantillas cuentan con materiales muy diferentes a los que puedes encontrar en aquellas que están destinadas a otro tipo de calzado, ya que se busca que sean muy resistentes y que, a pesar de entrenar muy duro con ellas, con distancias largas o incluso con velocidades altas, puedan resistir cualquier actividad durante un par de meses sin ningún tipo de problemas.

Puedes pensar que las zapatillas que te vas a comprar cuentan ya con unas plantillas y por este motivo no necesitas unas específicas, ya que si la marca o en zapato las incluye será por algo, y quizás retirar estas y poner otras diferentes no es lo más conveniente. Este es un pensamiento erróneo, puesto que muchas de las plantillas que incluyen son básicas, es decir, no aportarán mucho a tu pisada, por lo que si quieres asegurarte de que tu pie va a descansar como es debido mientras corres, es preferible que compres unas plantillas para correr ya que, como podrás comprobar en el siguiente apartado, cuentan con muchos beneficios para ti (fuente: GranAtleta.com)

Tipos y beneficios de las plantillas running

Es sumamente importante que las plantillas que vayas a comprar para tus zapatillas running estén creadas a medida de lo que necesitas. No todas son iguales ni van a tener las mismas características, por este motivo, tienes que analizar muy bien los síntomas que puedes tener, ya que te ayudarán a elegir sabiamente.

En ocasiones, una mala pisada provoca que nos pueda doler una parte de nuestro cuerpo, bien sea una rodilla, la cadera o la espalda, esto viene dado porque al pisar, el impacto no se amortigua y esta presión es sentida por todo nuestro cuerpo que, aunque en la primera sesión no nos demos cuenta, puede que se presente en el periodo de recuperación o incluso en sesiones posteriores. De esta manera, debes de preguntarte cómo pisas, ya que algunas plantillas para correr están indicadas para corregir la pisada de pronadores o supinadores, incluso para aquellos que tienen un peso elevado y quieren una mayor amortiguación.

Como puedes imaginar, los beneficios de calzar unas plantillas running en tus zapatillas son innumerables, pero sobre todo vas a evitar posibles lesiones que provoquen que estés un tiempo fuera de esta actividad que tanto te gusta, como también conseguirá que puedas rendir más durante el transcurso del entrenamiento, ya que se ha comprobado que una buena pisada y una amortiguación hará que no solo los pies o las piernas se encuentren en mejor estado, sino todo tu cuerpo, logrando de esta manera superar marcas que antes pensabas que eran imposible.

Lo esencial que debes saber es relacionar tus sensaciones físicas al correr, con las características de las plantillas. Por lo general, cuando revisas un equipamiento de este estilo, en las descripciones te suele venir descrito para qué corredor están confeccionadas, de esta manera todo será más sencillo y podrás disfrutar de tu deporte plenamente.