Cómo usar un sacaleches a la perfección

El sacaleches es una herramienta muy importante para las mamás durante los primeros meses de vida de los bebés ya que les permitirá disponer de leche para poder alimentar al bebé con total comodidad en cualquier momento. En este artículo te contamos todos los pasos y recomendaciones para que sepas cómo usar un sacaleches a la perfección.

Cómo usar un sacaleches a la perfección

Probablemente ya lo sepas si has dado el pecho a tu bebé alguna vez pero sin duda se trata de un acto cálido, bonito y muy hermoso que contribuye a que la leche salga con facilidad ya que las hormonas a nivel emocional ayudan a que salga leche. Es por ello que una buena alternativa para usar el sacaleches es utilizar algo que te recuerde a tu bebé para que la leche te salga más rápidamente como si le estuvieras dando el pecho sin ponerte nerviosa ni sentirte extraña con ese proceso.

Aunque no lo sepas muchas mamás llevan siempre una prenda de ropa, una fotografía o similar para poder realizar este proceso o llaman al bebé para escucharle ya que así es más fácil que fluya la leche. Pero sin duda, además del recuerdo del bebé, realmente el consejo principal para poder sacar la leche de forma rápida y eficiente es encontrar el grado perfecto de relajación para poder usar el sacaleches de forma eficiente.

Aunque para muchas mujeres este es sin duda un punto obvio a otras les resulta muy complicado el conseguir estar tranquilas y relajadas con lo que te recomendamos practicar ejercicios de relajación o respiraciones si lo necesitas para poder usar un sacaleches a la perfección sin problemas.

Además, como vemos en Solosacaleches.info si vas a usar el sacaleches fuera de casa o por ejemplo en el trabajo recomendamos no estar pensando en el mismo trabajo ni en la faena que tienes en casa ni en lo agobiante que es tu vida sino que vete a un sitio tranquilo dónde estés cómoda, relájate y saca la leche con cuidado.

Más consejos para usar un sacaleches 

Si en cambio vas a utilizar el sacaleches en casa puedes utilizar varios trucos para que todo fluya mucho mejor. Por ejemplo te recomendamos aplicar calor en tus pechos tanto antes como durante la extracción de leche con tu sacaleches ya que el calor es muy eficiente para lograr extraer mejor la leche porque dilata los diferentes con ductos de tus pechos.

Por otro lado, si tu pecho te duele, está muy tenso e incluso muy lleno lo mejor que puedes hacer es aplicarte calor y usar la técnica de presión inversa suavizante antes de empezar a sacar la leche. Otra alternativa interesante al calor es masajear un poco el pecho antes de utilizar el sacaleche tanto con sacudidas como con compresiones para activar la circulación y el flujo de la leche.

No recomendamos usar el sacaleches de forma continua durante mucho tiempo sino que siempre será mejor optar por separarlo un poco del pecho durante un rato y mover un poco el pecho para volver a colocarlo después y que la leche pueda fluir mejor con esta “activación”.

Otra alternativa interesante si te cuesta utilizar el sacaleche es usarlo mientras estás dando el pecho al bebé. Piensa que es una gran alternativa porque puedes aprovechar que la leche fluye bien porque estás amamantando a tu bebé y utilizar el pecho que queda libre para llenar el biberón y poder guardar la leche para otro momento.

Por último cabe recordar que es muy importante sacar toda la leche de pecho porque la leche del final siempre tiene más grasa y si no la sacas disminuirá tu producción. Además cuanta más leche saques más leches producirás porque el aumento de su producción se basa en cuanto se vacían los pechos o no de forma periódica y regular.