Cómo comprar más saludablemente en el supermercado

¿Por fin te has decidido a dejar atrás tus hábitos nocivos y empezar a llevar una vida cada día más saludable? A continuación te presentamos algunos consejos y recomendaciones sobre cómo comprar más saludablemente en el supermercado.

Cómo comprar más saludablemente en el supermercado

Lo primero que debes saber a la hora de realizar una buena compra en el supermercado si quieres empezar a comer sano es que sin duda ésta va a ser la llave fundamental que te ayudará a poder llevar una buena nutrición y seguir una dieta saludable cada día así que presta atención y elige muy bien cada uno de los alimentos que vas a incorporar a ella.

Para hacerlo de forma mucho más eficiente lo primero que te recomendamos es que planifiques muy bien toda tu compra. Si vas al supermercado sin pensar nada terminarás comprando lo que te apetezca en ese momento sin tener en cuenta las personas que sois en casa, cuantas comidas hacéis cada día, los gustos de cada persona, si disponéis de tiempo para cocinar, etc.

Por todo ello, como nos recomiendan desde la web de supermercados Lola Market, sin duda la mejor opción para hacer una compra saludable es hacer una lista y ceñirse a ella cuando estemos en el súper, por mucho que veamos “chocolate en oferta” o “increíbles bizcochos”.

Otro punto básico y muy sencillo de lograr para conseguir hacer una compra saludable de verdad es ir al súper sin hambre. Si vas al supermercado con ganas de comer terminarás comprando cantidad de alimentos poco saludables que no necesitas para tu día a día, simplemente porque en ese momento te apetecen ya que tienes hambre y lo más normal es que tu cuerpo demande carbohidratos y termines comprando productos ultra procesados.

Asimismo, para hacer una compra saludable en el súper te recomendamos también que sigas un orden totalmente lineal. Es decir, no dejes que es súper te haga caer en sus redes pues en estos lugares se colocan los productos de forma estratégica para vender más, no para cuidar tu salud. Nosotros te recomendamos empezar siempre por las frutas y verduras, seguir por las proteínas y los lácteos y terminar comprando carbohidratos simples como pasta y pan. Los procesados evítalos tanto como puedas pero si vas a comprar algún capricho para una ocasión especial hazlo siempre al final. Si no te cuesta lo mejor es eliminar totalmente este tipo de caprichos pero para no tener un problema y terminar después haciendo una compra muy poco saludable lo mejor es concederse algún capricho de vez en cuando pero programarlo para que su frecuencia sea baja y las cantidades mínimas. Se trata de comidas emocionales y deben de ocupar aproximadamente un 10 por ciento de tu alimentación para que tu dieta sea balanceada y puedas mantener un buen equilibrio entre cuerpo y mente realizando una compra totalmente saludable.

Otro punto básico para elegir alimentos de calidad es comprar tantos productos frescos como puedas. Sin duda la base de una alimentación saludable serán las frutas y verduras y las carnes, pescados y lácteos frescos y de calidad. Si vas a comprar también productos envasados resulta básico mirar las etiquetas: debes revisar en primer lugar la fecha de caducidad teniendo en cuenta que los alimentos con la fecha de caducidad más larga suelen contar con un perfil nutricional mucho más nocivo.

Además, revisar el etiquetado también es básico para saber diferenciar entre alimentos procesados de buena calidad y ultra procesados. Por norma general, para no complicarte mucho, lo mejor será que evites todos los procesados que cuenten con más de cinco ingredientes e incluyan conservantes, nitratos y demás sustancias que a la larga pueden ser muy perjudiciales para el organismo y que deberías dejar de lado si quieres hacer una auténtica compra saludable.