Ventajas de vapear frente a fumar

Ventajas de vapear frente a fumar

Ventajas de vapear frente a fumar

La moda del vapeo ya está más que consolidada en España y en otros países europeos, pero a estas alturas parece que no todo el mundo ha entendido la gran diferencia que existe entre fumar y vapear. A pesar del desconocimiento, las ventas de vapeadores se ha disparado desde su lanzamiento al mercado español, pero hoy en día las tiendas físicas se han reducido y la mayoría de personas que prefieren vapear optan por comprar vapeadores online.

Si eres de los que no cree que vapear es más sano que fumar te invitamos a seguir leyendo.

Diferencias entre fumar y vapear

La diferencia principal que tenemos que mencionar es la propia sustancia que se inhala. En el caso del cigarro tradicional hablamos de un humo originado a partir de la combustión de cientos de sustancias y aditivos que componen el tabaco.

En el caso del vapeador, lo que inhalas es un vapor que se produce a partir del calentamiento del llamado e-líquido. Así, el líquido sufre un proceso de evaporación y no se generan sustancias perjudiciales en la atmósfera que puedan afectar a las personas de alrededor, cosa que sí sucede en el caso del tabaco tradicional.

De hecho, en el caso del cigarro de toda la vida el propio humo que desprende el cigarro es incluso más perjudicial que el humo exhalado por el fumador.

Otra de las diferencias está relacionada también con el humo inhalado y, más concretamente, con el sabor. El e-líquido no contiene alquitrán, ni amoniaco, ni otras tantas sustancias nocivas que sí contiene el tabaco tradicional. De ahí que el sabor no tenga nada que ver, aunque sí es cierto que puedes comprar e-líquidos de sabores de tabaco diferentes, de sabores afrutados y casi del sabor que menos imaginabas.

Otro elemento a destacar es la sensación directa en garganta que produce el tabaco tradicional y que a los fumadores les encanta. Pues bien, en este caso tenemos que decir que la sensación es prácticamente idéntica en el caso del vapeo, así que no sería una diferencia como tal, sino más bien una semejanza.

Ventajas de vapear

A la hora de destacar los beneficios de vapear frente a fumar diremos que vapear supone:

  • Dejar de inhalar sustancias tóxicas nocivas para la salud.
  • Recuperar el olfato y el sentido del gusto.
  • Eliminar la ansiedad por la falta de nicotina. Y sin engordar.
  • Ahorrar dinero.
  • Mejorar el aliento.
  • Poder inhalar e-líquido en lugares en los que no se puede fumar.
  • Piel más oxigenada y más sana.
  • Mejorará el amarilleamiento de los dientes.

Ahora ya sabes las ventajas de vapear frente a fumar tabaco tradicional, ¿te pasas entonces al lado del vapor frente al humo tóxico del tabaco?