Principales tratamientos contra las varices

Principales tratamientos contra las varices

Principales tratamientos contra las varices

Las varices son el aumento de las venas debido a diferentes razones. Estas venas no transportan la sangre de forma correcta y ésta se acumula y provoca que se dilaten las venas. Existen diferentes tratamientos para combatir las varices, pero cabría diferenciar entre tratamientos con medidas de carácter físico-higiénico o cirugía para tratar las varices.

Medidas físico-higiénicas

Los tratamientos físico-higiénicos no sirven para curar las varices sino que ayudan a mejorar los diferentes síntomas. Además se recomienda cuidar la dieta, realizar ejercicio moderado y tener unas correctas higiene e hidratación. De entre estas medidas encontramos fármacos para tratar las varices que ayudan a aumentar el tono venoso, impidiendo que se formen más edemas y reduciendo los que ya existan, y también diferentes anticoagulantes de uso tópico que ayudarán a facilitar la circulación.

La microespuma para tratar las varices

Las técnica de la microespuma para eliminar las varices es realmente interesante. Este procedimiento se basa en realizar una fleboesclerosis mediante una microespuma. Esta operación puede realizarse de forma natural, en varias sesiones, sin que el paciente tenga que pasar por quirófano. Simplemente se introduce por inyección la microespuma en la vena, y ésta mueve la sangre, que se pega al endotelio provocando que la vena se cierre y la variz se retraiga, eliminándose conforme avanza el tratamiento (fuente: www.varicenter.com/microespuma-varices.php).

Este tratamiento tiene efecto en muy pocas sesiones y además no produce nada de dolor a los pacientes, permite que sigan realizando sus actividades cotidianas sin tener que someterse a una operación y ofrece unos muy buenos resultados, que sobre todo son realmente muy eficaces para las varices de las piernas, aunque puede realizarse también en otro tipo de varices.

Cirugía para tratar las varices

De entre los tratamientos con cirugía que sí eliminan las varices encontramos el stipping que consiste en eliminar las venas realizando ligaduras en sus extremos y eliminándolas por tracción.

La microcirugía, consistente en unas incisiones más pequeñas donde se eliminan sólo las zonas afectadas.

El láser o fotoesclerosis, consistente en una especie de rayo de luz que trasmite una luz de un color que es captada por las células con el mismo color, las cuales se destruyen por el calentamiento, sin que el resto de tejidos se destruyan. Asimismo esta técnica diferencia entre láser superficial que se aplica de forma sencilla a través de la piel, láser interno que se introduce en la vena mediante una fibra óptica y no es apta para todos los casos y terapia fotodinámica, que es un tipo de técnica que combina el externo con un producto químico que hace que el láser sea más eficaz. La radiofrecuencia es otra de las técnicas utilizadas

La radiofrecuencia es otra de las técnicas utilizadas para acabar con las varices y se basa en la utilización de ondas de radio en la vena que se introducen mediante un catéter. Éste produce energía térmica al endotelio y consigue que la vena se cierre, aunque tampoco se puede utilizar con todas las venas.

La otra técnica más conocida es la escleroterapia. Este tipo de tratamiento contra las varices se basa en lograr que el endotelio (que es la parte interior de la vena) se irrite y así se cierre como en una especie de cicatrización sin que quede sangre en su interior.

Existen dos diferentes formas para lograr la esclerosis. La esclerosis física, que se consigue mediante algunos métodos como pueden ser la luz, el láser o las ondas de radio que actúan quemando el endotelio o la esclerosis química, que se basa en la introducción en las venas de diferentes tipos de sustancias que consiguen esclerosarlas. Estas sustancias pueden ser líquidos, sustancias muy frías (crioesclerosis) o espumas.