Las gorras son buenas para tu salud

Las gorras son buenas para la salud

“No uses gorra que acabará dejándote calvo”, “Yo no uso gorra porque me han dicho que me va a crear calvas”. Seguro que este tipo de frases las has oído muchas veces en tu vida, porque es una opinión de lo más extendida. Pero, ¿qué tiene de cierto esta creencia? ¿Es una realidad o es un bulo? En las siguientes líneas trataremos de explicar algo que seguramente sorprenda: las gorras pueden ser buenas para tu salud.

Primero de todo queremos aclarar ciertos aspectos sobre la calvicie, un tema que sabemos que preocupa y mucho a la sociedad.

No es exclusiva de los hombres

El primer mito que desmentiremos es que la calvicie no afecta solo a los hombres, sino también a mujeres. La calvicie se origina a partir de problemas hormonales y si bien es cierto que los hombres son quienes más los sufren, las mujeres no están exentas de presentarlos.

Un rápido sondeo arrojaría que una cantidad considerable de féminas ha perdido volumen en su cabello con el paso de los años, y algunas se han visto obligadas a usar prendas, pelucas y pañuelos en su cabeza, como consecuencia de la pérdida de cabello.

¿Cuestión de herencia?

Otro mito popular consigna una supuesta herencia de la calvicie: si el padre es calvo, el hijo lo será. Este planteamiento es falso desde el punto de vista biológico y genético, ya que los hijos también tienen en su código genes de la madre, los que pueden ser más dominantes que los del padre. Por tanto, para el tema del cabello, que el hijo sea calvo dependerá de cuáles genes son los dominantes en ese aspecto.

La pérdida de cabello también se ha asociado tradicionalmente con el aumento de los niveles de testosterona, y en ese sentido se ha pensado que el sexo contribuye a perder pelo. Esto también es absolutamente falso, pues no hay evidencia científica que atestigüe una relación directa entre ambos elementos.

¿Qué efectos tienes las gorras en la salud de nuestro pelo?

Otro mito falso es que el uso de gorras y sombreros acelera la caída del pelo. El oxígeno que necesitan los folículos les llega desde el flujo sanguíneo, por lo que aducir que el uso de gorras impide la oxigenación del cabello es desconocer una realidad biológica.

La caída del cabello se producirá de la misma manera en ausencia de dichos elementos, por lo que podemos ponernos todas las gorras que quieras. Si con este nuevo dato tranquilizador te animas, encontrarás una gran variedad en este enlace.

¿Qué pueden hacer las gorras por nosotros?

Protegernos del sol, que es algo fantástico. Los efectos de los rayos del sol son cada vez más peligrosos, y las gorras en este aspecto son nuestro perfecto aliado. Muchos piensan que el propio pelo hace esas funciones, pero no es así. La piel de la cara es la más sensible del cuerpo humano, por lo que la ayuda de la gorra es esencial para evitar el envejecimiento prematuro.

¿Y en invierno pueden hacer algo por nuestra salud? Pues aunque parezca imposible, las gorras también nos ayudan a generar calor en la cabeza.

Fuentes: Vitonica – Men’s Health