El cuerpo y la mente como primera propiedad

cuerpo y mente

cuerpo y mente¿En qué invertir el dinero? ¿Una casa  o un carro? ¿Ahorrar para las vacaciones o salir con amigos todos los fines de semana? Algunas de estas interrogantes son las que se encuentran en la cabeza de los trabajadores cada vez que reciben el pago mensual. Si nos fijamos bien, carro, casa, vacaciones y salidas con amigos representan propiedades físicas en los primeros y placeres hedonistas en los segundos. En ninguno de las cuatro opciones en las que las personas destinan mayor cantidad de dinero se encuentra el cuerpo propio.

Y es que nuestra salud debe ser nuestro principal activo, pues si no nos encontramos saludables no podremos emprender ninguna tarea, ni siquiera podremos disfrutar del dinero que devengamos. Es por ello que a los incipientes trabajadores, que se encuentran con sus primeras experiencias  laborales, no se les debe olvidar el cuerpo. Y a quienes tienen amplia experiencia en el área laboral tienen que redefinir sus objetivos. Sin un cuerpo sano, no habrá bienestar completo.

Los beneficios de salir a caminar media hora al día son invaluables. Dejar de fumar y beber alcohol con moderación nos garantiza una vida más longeva y estable. Invertir en un gimnasio, asistir a clases de yoga o unirse a un club de corredores son acciones que suman para nuestra calidad de vida.

Hay quienes sacrifican horas de descanso por trabajar horas extras y poder tener una bonificación a final del mes. Un ritmo de vida frenético, pensando en el sueldo y un carro de los sueños no hacen más que perjudicarnos a nosotros mismos cuando se convierten en obsesiones. Bien es cierto que se debe tener aspiraciones, a todos nos gustaría vivir mejor, pero el camino no es esfuerzo desmedido en el trabajo.

Hoy en día se puede realizar ejercicio desde la casa sin necesidad de un instructor. Si se requiere algún tipo de ayuda se puede realizar una pequeña inversión como comprar una revista,  http://folletosycatalogos.com/online-mercadona/ o sencillamente guiarse por algún blog en internet.

Invertir en conocimientos

La mente también forma parte de nuestra principal propiedad. Pasar por todos los niveles de formación académica representa alimento para el cerebro. Las neuronas se mantienen activas. Sin embargo, existen quienes estudiar una carrera formal no es su fuerte. No se preocupen, también hay otras formas para alimentar nuestra capa gris. La música y la pintura forman parte una preparación integral. No es por nada que la música comparta con la medicina algo en común: el estudio tiene fecha de inicio pero no de culminación. Estar actualizándose cada día forma parte de la profesión.

Pagar por una clase de música, acudir a charlas de emprendimiento o inscribirse en un curso de mandarín es una inversión para nosotros.

Ahorros en medicinas

La cultura del ahorro es importante y es un hábito que debe enseñarse en las escuelas. Desde edades escolares y reforzarse más de una vez durante los otros niveles de educación. Ante una emergencia de salud tener dinero guardado en bancos es un buen salvavidas. Aunque hay enfermedades que padecemos sin causa científica alguna, también es cierto que otras son por descuido.

Hacer ejercicio con regularidad y evitar los excesos nos evitarán gastar el ahorro en medicinas y hospitales.