Cómo “sufren” nuestros pies cuando usamos tacones

Woman leg out rub one shoe off

Las mujeres son las principales usuarias de los tacones, pero este artículo va dirigido en general a todas las personas que los utilizan, ya que deberían saber que pueden afectar a la salud articular y ósea de sus pies y de otras partes del cuerpo. A continuación se explica de qué forma afecta este tipo de calzado a los pies, así como se dan algunos consejos para evitar las consecuencias negativas que podrían derivarse de su uso diario.

Cómo sufren los pies al usar tacones

Según las estadísticas al respecto, las mujeres tienen hasta cuatro veces más problemas en los pies que los hombres y sin duda estos datos se ven claramente condicionados por la utilización de tacones por parte de ellas. Además, cuanto más alto y más fino sea el tacón, más consecuencias negativas tendrá.

Cuando el pie se apoya totalmente descalzo en una superficie por la parte delantera, conocida como metatarso, éste soporta el 43% del peso corporal mientras que la parte trasera d tu pie estará soportando el 57% del peso corporal. Si en cambio elevas el punto de apoyo con unos tacones altos, será la parte delantera la que pasará a soportar mucho más peso, invirtiendo los porcentajes del todo ya con unos tacones de cuatro centímetros, pero aumentando todavía más la diferencia cuanto mayor sea el tacón.

Con los tacones que miden más de 10 centímetros deberás tener por tanto mucho cuidado porque tu pie estará haciendo un esfuerzo excesivo. Así, al desajustarse la colocación real del peso en el cuerpo, esto viene a significar un cambio en la postura global de todo el cuerpo, siendo la primera articulación que sufrirá el tobillo, con lo que será mucho más fácil que te hagas un esguince.

Además, la parte de detrás de tus piernas tiene que arreglar estos cambios de peso, ya que éste se habrá movido hacia delante, así que se expande y se acorta de forma automática, lo que puede hacer que los gemelos molesten, e incluso se pueden producir contracturas. Para evitarlo, aquí puedes encontrar modelos planos o con poco tacón como los de esta firma online.

Otra de las articulaciones que tiende a sobrecargarse y sufrir con el uso de los tacones es la rodilla. Esto es así porque los músculos ubicados en la parte de detrás de la pierna se tensionan mucho y así, la articulación se dobla de forma excesiva, con lo que después el cuerpo pasa a recolocarse de nuevo para regular estos cambios posturales. Así, los tacones también afectan negativamente a las caderas, concretamente a sus articulaciones, lo que, en general, incrementa los problemas de columna y puede suponer dolores de espalda.

Consejos para evitar problemas de salud por los tacones

Al igual que los tacones excesivamente altos no son buenos para la salud, tampoco son buenas las suelas excesivamente planas. Para evitar todo tipo de problemas de calzado lo mejor es usar tacón de unos dos centímetros, porque así el 50% del peso corporal será soportado por el calcáneo y el otro 50 por el metatarso.

Por supuesto, no se deben elegir tacones más altos de 3 centímetros, ni tampoco se deben utilizar plataformas que presenten una diferencia más grande de 3 centímetros entre la parte de delante y la de detrás. También se debe evitar utilizar los tacones tanto como sea posible, es decir, si los tienes que llevar a trabajar, elige unos adecuados para tu salud, pero si vas a utilizarlos para una fiesta, intenta llevarte calzado de repuesto o cámbiatelos nada más llegar a casa.